LA BODA

12 febrero 2010

No os digo nada y os lo digo todo:

¿Cómo que os vais a casar?
Pero, ¿qué estás diciendo?
No puedo creer que sea verdad, claro que estoy contento.

Ya verás cuando se lo diga a los demás.
No quiero ni imaginar la cara que pondrán.
Se van a quedar de piedra, yo prefiero no estar cerca.

Va a haber que reconocer que todo esto se acaba.
Y ahora, ¿cómo vamos a fingir que no ha cambiado nada?

Y además, ¿cómo querréis que os llamemos?
¿Señor y señora? No me hagas reír.
Visualiza esas palabras en el buzón de tu casa.

No os caséis, no os caséis, vámonos a tomar algo.
No os caséis, no os caséis, demos una vuelta en cambio.
No os caséis, no os caséis, ya le explico yo al padrino.
No os caséis, no os caséis, si total os da lo mismo.

Y encima querrás que cantemos en la iglesia,
y en la fiesta, y además que vayamos en frac,
y la camisa, ¿de gemelos o botones?,
y chaleco y los zapatos, ¿mocasines o cordones?

No os caséis, no os caséis, vámonos a tomar algo.
No os caséis, no os caséis, demos una vuelta en cambio.
No os caséis, no os caséis, ya le explico yo al padrino.
No os caséis, no os caséis, si total os da lo mismo.

b.s.o. ASTRUD “La boda”

Anuncios

CINE DE INVIERNO

30 enero 2010

El otro día me comentaba un compañero de trabajo que ahora, con el bebé, no podría ir tan a menudo al cine. No sabe lo que se dice.

Lo más recomendable visto en lo que va de año es, sin duda, Up in the air, acertada reflexión sobre muchas cosas, que consiguió meterme dentro de una película como hacía tiempo que no pasaba. Da gusto ver un guión tan bien escrito, para qué negarlo.

Un tipo serio, de los hermanos Coen, ha resultado bastante pesada para mucha gente, pero a mí me entró realmente bien su ritmo pausado y le pillé ese puntito cómico que tiene. Además, desde siempre me ha gustado lo que hacen los dos directores, y esta película, para bien o para mal, tiene muchas de sus virtudes y defectos. Si te gusta su cine hay que verla.

En la sección de productos meramente entretenidos sitúo a Número 9, brillante en lo visual pero con un argumento no demasiado destacado, y un desarrollo que deja bastantes preguntas sin contestar en el aire.

Sherlock Holmes tampoco pasa del aprobado justito, lejos de otros títulos más logrados de Guy Ritchie. Muy rimbombante y con actores muy carismáticos, pero creo que un episodio o dos de House valen bastante más que este espectáculo pirotécnico hecho celuloide.

Ya dentro de los bodrios, Los fantasmas de mis ex novias es una comedia romántica previsible y aburrida hasta límites insospechados.

¿Qué fue de los Morgan? es aún más aburrida que la anterior, y sólo se salvan algunas gracietas de Hugh Grant.

La herencia Valdemar… en fin, menudo desastre. Poco más puedo añadir a mi crítica.

También ha caído, en su edición en dvd, La ola, interesante film alemán basado en hechos reales que nos habla de un experimento realizado en un instituto, intentando contestar a la pregunta de si hoy en día sería posible que una salvajada con el nazismo pudiera volver a repetirse.

b.s.o. PHIL COLLINS “In the air tonight”


DIARIO DE ENERO

25 enero 2010

Demasiados días sin entrar por aquí. Vayamos actualizando información:

-La familia bien, gracias. Dani está bastante constipado estos últimos días, pero seguimos alucinando con lo bien que se porta, lo mucho que come y las pequeñas alegrías que nos da. Que sí, que igual se estropea cuando llegue a la adolescencia, pero que nos quiten lo bailao mientras tanto.

-El trabajo no anda mal tampoco. Parece mentira que ya nos estemos acercando al ecuador del curso académico. Ahora tenemos pocas fiestas hasta llegar a Fallas (con nueve días de asueto y un viaje a Granada en el horizonte, para huir de las putas discomóviles), con la fiesta del fundador del colegio por el medio (este viernes, e iré disfrazado de romano). Los niños andan revoltosos, pero controlables la mayoría de los días.

-El ocio. El otro día fuimos a la biblioteca de nuestro pueblo y nos aprovisionamos de libros y cómics para unas cuantas semanas. Además, estoy intentando escuchar más música (brutal el Heavenly hell de L.A.) y podcasts que antes, e ir avanzando en unas cuantas series (sobre todo Alias) que nos tienen bastante enganchados. El cine no suele fallar cada fin de semana (recomiendo Up in the air), aunque el nuevo inquilino de la casa también reclama su porción de tiempo y dedicación, por supuesto, así que hacemos lo que buenamente podemos.

-Preparativos diversos. Hemos tenido que aplazar el bautizo de Dani debido a un problema médico de la abuela de Ella, así que ahora acabará siendo una semana después de nuestra boda (por lo civil, eso sí), prevista para mediados de febrero. Juntaremos a la familia más cercana en ambos acontecimientos, echaremos unas firmitas donde toque, y si te he visto no me acuerdo (bueno, es un decir).

Hasta aquí he llegado por hoy.

b.s.o. L.A. “Crystal clear”


LOS REYES MAGOS Y LA INOCENCIA DE LOS NIÑOS

5 enero 2010

Los informativos televisivos me tienen harto. Los veo en ciertos momentos –si coinciden con la hora de la comida o la cena–, pero no puedo evitar sentir repulsión hacia el modo en que se nos muestran las (supuestas) noticias. De hecho, me gustaría haber escrito un post al respecto, pero creo que No es bueno ser sincero se me ha adelantado, dando en el clavo en prácticamente todos los puntos de su razonamiento, así que a dicho escrito os remito.

Eso sí, aprovechando el día de hoy me gustaría hacer un pequeño apunte sobre el tratamiento de los Reyes Magos en las televisiones. Mucho querer proteger la inocencia de los más pequeños de la casa, haciendo referencias a la llegada de su comitiva, a lo que se gastarán este año en regalos los tres monarcas (gilipolleces diversas, como siempre)… pero luego en los informativos no tienen rubor en pasar directamente y sin solución de continuidad a alguna noticia más escabrosa, mostrando vísceras y sangre cuando toca, o a gente usando un lenguaje soez, o yo qué sé…

Eso por no mencionar que en horarios supuestamente “para todos los públicos” (es decir, donde hay tiernos infantes aparcados delante de los televisores) se muestran constantemente contenidos subidos de tono como los que todos tenemos en mente. Tanto querer preservar la inocencia de los chiquillos, pero luego van y dejan que Belén Esteban aparezca tres horas seguidas en pantalla cada tarde. ¿No parece algo contraproducente?

En definitiva, los padres son los Reyes Magos, pero también quienes deberían controlar más que nunca qué tipo de contenidos llegan a las retinas de sus hijos, sobre todo en estos tiempos donde las cadenas de televisión se esfuerzan muy poco –¿nada?– por ofrecer unos productos adecuados para cada edad.

b.s.o. ASTRUD “Son los padres”


LOS CÓMICS DE 2009

31 diciembre 2009

De nuevo, mi ansia por devorar historias del noveno arte este año se han visto muy satisfechas. Además de las colecciones que sigo mes a mes, los tomos sueltos que compro y los que me dan gratuitamente las editoriales para criticar en Cómic Digital, hay bibliotecas bastante bien surtidas que acaban por rematar la faena, con material interesante si sabes buscar con un poco de paciencia. Aquí van algunos comentarios sobre los mejores y los peores tebeos del año (o al menos leídos durante estos doce meses).

INTERESANTES

Por tercer año consecutivo, hay que seguir hablando en esta categoría de los cómics del guionista norteamericano Ed Brubaker, quien ha continuado en las recomendables series regulares de Daredevil, Capitán América, El inmortal Puño de Hierro y Criminal, además de iniciarse la publicación de Incógnito.

Un autor que he descubierto este año es el canadiense Guy Delisle, que me ha sorprendido y fascinado con tres cómics: Crónicas birmanas, Shenzen y el recopilatorio de historias breves Cómo no hacer nada.

Además, entre las series regulares de superhéroes que he seguido este año me dejado con buen sabor de boca el X-Factor de Peter David y varios dibujantes, así como el Thor de J. Michael Straczynski (más bastantes números de relleno por otros autores) y la etapa de Mark Millar y Bryan Hitch en Los 4 Fantásticos.

Otros buenos tebeos leídos en 2008

All-star Superman (Grant Morrison y Frank Quitely)

Los muertos vivientes 8 (Robert Kirkman y Charlie Adlard)

Los Doce: Despertares (J.M. Straczynski y Chris Weston)

Clandestine: El regreso (Alan Davis)

Shortcomings (Adrian Tomine)

Prototipo (Ralf König)

Pollo con ciruelas (Marjane Satrapi)

Toxic planet 2: Especie en peligro (David Ratte)

Ángel Sefija 6 (Mauro Entrialgo)

Emotional world tour (Miguel Gallardo y Paco Roca)

ENTRETENIDOS

En la parte superheroica, me han hecho pasar un rato entretenido el Ultimate Iron Man vs. Hulk, historias sueltas de la reciente etapa de Asombroso Spiderman, la saga El viejo Logan de la colección de Lobezno, y unas cuantas gamberradas de Garth Ennis: 303, Crónicas de Wormwood, los tomos 3 y 4 de The Boys y Punisher: La resurrección de Ma Gnucci.

Dentro de los cómics más independientes entrarían en esta categoría una buena cantidad de títulos: Afortunada (Gabrielle Bell), Rose (Jeff Smith), Paso al noroeste (Scott Chantler), En pocas palabras (Jason), María y yo (María y Miguel Gallardo), Los bajos de la alta cocina (Álvarez Rabo), Buñuel en el laberinto de las tortugas (Fermín Solís), Darwin: La evolución de la teoría (Jordi Bayarri), Freddie y yo (Mike Dawson), Fun home, una familia tragicómica (Alison Bechdel), Macedonia (Harvey Pekar y Heather Robertson), Una posibilidad entre mil (Cristina Durán y Miguel A. Giner Bou) y Ombligo sin fondo (Dash Shaw).

DECEPCIONANTES

En el grupo de los decepcionantes entraría el tomazo interminable de Bizarro Comics, Black Kaiser (Víctor Santos), Martillo de herejes (Juan Gómez y Agustín Alessio) o Banda sonora (Jessica Abel).

A OLVIDAR

Por mucho que para la crítica sea una obra apasionante, Conejo de viaje (Liniers) me pareció un soberano tostón, igual que Bohemio pero abstemio (Ramón Boldú). Son los dos cómics más destacados dentro de esta última categoría de la clasificación, todo ello dentro de un año bastante bueno en lo que a lecturas del noveno arte se refiere.

b.s.o. R.E.M. “Superman”


LAS PELÍCULAS DE 2009 (2ª parte)

30 diciembre 2009

Este segundo post cinematográfico resumiendo 2009 ya no se centra en las películas vistas en cine, sino que repasa lo que he podido visionar por otros medios (ya nos entendemos, ¿verdad?).

La mejor película de las vistas este año en la comodidad del hogar resulta ser, con diferencia, Camino (Javier Fesser), contundente –y excelente– retrato de cierto tipo de creyentes. A cierta distancia se situaría un pequeño grupo de títulos con aspectos destacables como Paris, je t’aime, The dead girl, El truco del manco o The international.

Entre los productos simplemente entretenidos estarían cintas como Across the universe, Ben X, Asfixia o Distrito 9.

Camino del bodrio van pelis como las siguientes: La historia completa de mis fracasos sexuales, Nick y Norah (Una noche de música y amor), Radio encubierta, El diario de los muertos, Pozos de ambición, Paranormal activity, Anticristo, JCVD o Bienvenidos a Zombieland.

Ya hundidas en la miseria más absoluta aparecen películas como Crepúsculo, Guerra de novias, Punisher war zone, Transporter 3, En el nombre del rey, Fighting (Puños de asfalto), Di que sí, Pequeños invasores, Ong bak 2, Jennifer’s body, Destino final 4, Saw 6, La huérfana… El pelotón de los torpes, vaya.

b.s.o. LOS PLANETAS (con Enrique Morente) “Tendrá que haber un camino”


LAS SERIES DE TELEVISIÓN DE 2009

28 diciembre 2009

Durante este año que está a punto de terminar se ha producido un ligero bajón en el visionado de series respecto al año pasado, debido principalmente a la presencia de un nuevo inquilino en nuestra vivienda. De todos modos, Ella y yo hemos procurado estar bastante al día de lo que se cuece por ahí.

RECOMENDABLES

La serie estrella este año en nuestro hogar ha sido sin duda Big Bang, de la que han caído las dos primeras temporadas (y alguna de ellas incluso la hemos visto un par de veces). ¡Hurra por Sheldon y compañía!

Algo por debajo queda la triunfadora del año pasado, Cómo conocí a vuestra madre (T3 y T4), que va sufriendo los efectos de haber perdido el factor sorpresa, pero que aun así logra aguantar el tipo. Siguiendo con comedias, Los informáticos (T3) también han aportado su cachito de risas con aroma geek.

El año empezó con fuerza gracias a la mitad de la T1 de Alias, serie que luego se nos quedó algo olvidada, pero que tenemos en la lista de proyectos inmediatos (nos enganchó bastante). De igual modo, 2009 ha terminado con el arranque de Flashforward, muy adictiva e infinitamente más atractiva que la infumable Perdidos con la que se han buscado paralelismos.

En lo que a policías se refiere, la gran triunfadora ha sido Brenda Johnson (The closer, T2, T3 y T4), seguida por la sesuda T1 de The wire (hubo episodios que tuvimos que ver en cuatro o cinco tandas, de tan agotadores que resultaban a según qué horas del día), y la T3 de Dexter.

Finalmente, cierra esta categoría la T5 de Mujeres desesperadas, que tras haber perdido gas se ha estancado como entretenimiento placentero.

Ah, y en verano decidimos volver a ver, seguidas, las seis primeras temporadas de Scrubs, a razón de ocho o nueve episodios al día. ¡Genial!

PARA PASAR EL RATO

Aquí entraría la T4 de Prison break, que siguió manteniéndonos en vilo y deparó un final inesperado, pese a no lograr igualar sus inicios. Otra veterana es House (T5, y el inicio de la T6), que combina episodios muy logrados con otros demasiado formulaicos.

Como meramente entretenidas añadiría también a Mad men (T1 y T2) –aunque últimamente me resulta algo peñazo– Criando malvas (T1) –con un buen principio que luego pierde fuerza–, Life on Mars (T1 y T2) –con todos los peros que se me puedan ocurrir, demasiados para comentar aquí–, Dead set –cinco episodios que podrían pasar por una trepidante películas de zombies– y Miénteme (visto el inicio de la T1). Todas ellas son series de relleno para ir combinando con los platos fuertes de la categoría anterior.

OLVIDABLES

Por fin conseguí desengancharme de la floja Héroes a mitad de la T3 (más que nada porque había bajado un montón de episodios y no me apetecía borrarlos sin antes echarles un –desapasionado– ojo).

Tres series nuevas que prometían, pero que fui dejando a medida que me desilusionaban, a mitad de sus primeras temporadas: Chuck –por graciosilla sin gracia–, Gossip girl –porque seguro que a Isabel Preysler y sus hijas les encanta– y True blood –por crear muchas expectativas que luego no llevan a ninguna parte, y básicamente por aburrida.

Dos series históricas que deberían haberme gustado eran Roma y Hermanos de sangre, pero de la primera apenas pasé de su tercera entrega –el cartón piedra y la naftalina se olían a la legua–, y la segunda sólo me entusiasmó durante su primer episodio, haciéndoseme eterna a partir de ahí. Una lástima. 

Como siempre, quedan muchos títulos en la recámara para ir alegrándonos la vista a lo largo de 2010.

b.s.o. BARENAKED LADIES “The big bang theory theme”