DIARIO DE ENERO

25 enero 2010

Demasiados días sin entrar por aquí. Vayamos actualizando información:

-La familia bien, gracias. Dani está bastante constipado estos últimos días, pero seguimos alucinando con lo bien que se porta, lo mucho que come y las pequeñas alegrías que nos da. Que sí, que igual se estropea cuando llegue a la adolescencia, pero que nos quiten lo bailao mientras tanto.

-El trabajo no anda mal tampoco. Parece mentira que ya nos estemos acercando al ecuador del curso académico. Ahora tenemos pocas fiestas hasta llegar a Fallas (con nueve días de asueto y un viaje a Granada en el horizonte, para huir de las putas discomóviles), con la fiesta del fundador del colegio por el medio (este viernes, e iré disfrazado de romano). Los niños andan revoltosos, pero controlables la mayoría de los días.

-El ocio. El otro día fuimos a la biblioteca de nuestro pueblo y nos aprovisionamos de libros y cómics para unas cuantas semanas. Además, estoy intentando escuchar más música (brutal el Heavenly hell de L.A.) y podcasts que antes, e ir avanzando en unas cuantas series (sobre todo Alias) que nos tienen bastante enganchados. El cine no suele fallar cada fin de semana (recomiendo Up in the air), aunque el nuevo inquilino de la casa también reclama su porción de tiempo y dedicación, por supuesto, así que hacemos lo que buenamente podemos.

-Preparativos diversos. Hemos tenido que aplazar el bautizo de Dani debido a un problema médico de la abuela de Ella, así que ahora acabará siendo una semana después de nuestra boda (por lo civil, eso sí), prevista para mediados de febrero. Juntaremos a la familia más cercana en ambos acontecimientos, echaremos unas firmitas donde toque, y si te he visto no me acuerdo (bueno, es un decir).

Hasta aquí he llegado por hoy.

b.s.o. L.A. “Crystal clear”

Anuncios

LOS REYES MAGOS Y LA INOCENCIA DE LOS NIÑOS

5 enero 2010

Los informativos televisivos me tienen harto. Los veo en ciertos momentos –si coinciden con la hora de la comida o la cena–, pero no puedo evitar sentir repulsión hacia el modo en que se nos muestran las (supuestas) noticias. De hecho, me gustaría haber escrito un post al respecto, pero creo que No es bueno ser sincero se me ha adelantado, dando en el clavo en prácticamente todos los puntos de su razonamiento, así que a dicho escrito os remito.

Eso sí, aprovechando el día de hoy me gustaría hacer un pequeño apunte sobre el tratamiento de los Reyes Magos en las televisiones. Mucho querer proteger la inocencia de los más pequeños de la casa, haciendo referencias a la llegada de su comitiva, a lo que se gastarán este año en regalos los tres monarcas (gilipolleces diversas, como siempre)… pero luego en los informativos no tienen rubor en pasar directamente y sin solución de continuidad a alguna noticia más escabrosa, mostrando vísceras y sangre cuando toca, o a gente usando un lenguaje soez, o yo qué sé…

Eso por no mencionar que en horarios supuestamente “para todos los públicos” (es decir, donde hay tiernos infantes aparcados delante de los televisores) se muestran constantemente contenidos subidos de tono como los que todos tenemos en mente. Tanto querer preservar la inocencia de los chiquillos, pero luego van y dejan que Belén Esteban aparezca tres horas seguidas en pantalla cada tarde. ¿No parece algo contraproducente?

En definitiva, los padres son los Reyes Magos, pero también quienes deberían controlar más que nunca qué tipo de contenidos llegan a las retinas de sus hijos, sobre todo en estos tiempos donde las cadenas de televisión se esfuerzan muy poco –¿nada?– por ofrecer unos productos adecuados para cada edad.

b.s.o. ASTRUD “Son los padres”


FELIZ NAVIDAD

24 diciembre 2009

Pues eso.

b.s.o. LOS PLANETAS “El espíritu de la Navidad”


¿ADÓNDE VAN LOS HIJOS DE PUTA?

10 noviembre 2009

Cosas que se pregunta uno:

Si el mundo está lleno de hijos de puta –quien más quien menos, todos tenemos ocasión de comprobarlo varias veces al día– que se dedican a tocar los cojones a la gente que va de buena por la vida…

…¿cómo es que cuando alguien se muere resulta que siempre fue una persona maravillosa? ¿Es que los hijos de puta no mueren nunca?

b.s.o. SOUTH PARK “Unclefucker”


LEJOS DEL MUNDANAL RUIDO INFORMÁTICO

5 noviembre 2009

ordenador roto

(Preparad las pupilas, que este post me ha quedado algo largo.)

Aprovecho el comentario sobre el libro de Javier Marías que hice en un post reciente para citar unas frases sacadas de la página 239 de la edición de Alfaguara.

La gente nunca para, en gran medida, porque tiene móvil y ordenador, y esa es la razón por la que yo carezco de lo uno y de lo otro. No estoy dispuesto a que cualquier majadero me interrumpa mis actividades, mis pensamientos o mis musarañas, esté donde esté. No deseo “estar conectado”, ni enterarme de todo enseguida. Nada me resultaría más atroz que estar localizable siempre, o que recibir más llamadas y cartas y publicidad y tonterías de las que ya me llegan a través del teléfono fijo, el fax y el correo ordinario.

Vale, la actitud de Marías de no tener móvil u ordenador puede que sea llevar demasiado al extremo su postura, pero viendo la cantidad de gente que puebla justamente el extremo opuesto (los fanáticos de la tecnología, los enganchados a internet…), tampoco me parece mal que el novelista se posicione allí, y casi entiendo las razones que expone en su artículo, ya que yo mismo me he descubierto teniendo arranques temporales de parecida naturaleza.

Por un lado, uso el móvil básicamente para saber cuándo tengo que pasarme a recoger películas para subtitular, o para quedar y que me den invitaciones para el cine, discos o cómics que criticar… además de para estar comunicado con Ella, claro. Hace poco cambié de teléfono y alguien me comentó que un buen móvil debía tener tres cosas ultramegaimportantes que no recuerdo muy bien, pero que básicamente se relacionaban con navegar por internet con facilidad y cosas así. Qué queréis que os diga, yo soy más de esos trogloditas que usan la muletilla cutre aquella de sólo lo uso para llamar y enviar sms. (Ya tengo internet en casa, gracias, con una pantalla, un ratón y un teclado enormes que se manejan con mucha más comodidad).

Llamadme anticuado, pero mi concepción de internet lo limita a consultarlo cuando llego a casa. Mientras ando por ahí llevo complementos de otro tipo, tales como un buen libro para ir leyendo en el metro o un reproductor de mp3 para ir oyendo dos o tres canciones por la calle. Qué narices, y a veces incluso me dedico en silencio a ordenar mis pensamientos –mi trabajo me cuesta– y a darle vueltas a cosas que me preocupan. Supongo que si además usara internet en esos contextos acabaría perdiendo el tiempo miserablemente, que es básicamente también lo que hago con internet en casa. Hablar de lo (nada) que uso los lectores de feeds, Google Maps y recursos similares supongo que no vale la pena.

¡Déjate el portátil en casa, hombre!

No entiendo a la gente que se va con el ordenador portátil a la playa. ¡Pero si a mí ya me cuesta horrores llevarme un libro con una edición medio decente! ¿De verdad es tan urgente lo que tienes que hacer en el portátil que te arriesgas a que se te estropee por la arena o el agua, o a que te lo roben? Además, una vez me bajé la Nintendo DS a la playa y apenas se veía la pantalla. ¿Es que sólo estoy mal de la vista yo?

Un párrafo más, esta vez para Twitter. Este servicio me engancha dos o tres días seguidos, para luego provocarme un rechazo por saturación que sólo puedo solventar desconectándome de ese ambiente durante unos días (bien es cierto que hay temporadas donde la cantidad de trabajo que tengo ya logra apartarme de él sin mucho esfuerzo). Desde la barrera presencio cómo hay gente que habla compulsivamente de todo lo que está haciendo, de lo que quiere hacer, de lo que piensa, de lo que caga… A todas horas y desde cualquier lugar.

Resumiendo, en mi caso personal yo abogo por la contención y por alguna que otra descontaminación ocasional, acercándome a la postura de Javier Marías que mencionaba al principio. Necesito desconectar y vivir durante el suficiente tiempo en la vida de carne y hueso, más allá de la virtual. Necesito tocar un cómic para poder disfturarlo como está mandado, necesito tener algo parecido a un soporte físico para gozar con un álbum de música, necesito mirar a la gente que pasa a mi alrededor para fijarme en ellos y reírme de sus pintas…

No sé si me he explicado bien, pero quería dejar constancia de mi postura ante tanta dependencia de ciertos tipos de tecnología. En mi opinión hay demasiada gente que se ha acostumbrado en exceso al ruido que emite internet, y hay personas muy enganchadas al mismo, no concibiendo sus días sin él. De momento me resisto a ese embrujo.

b.s.o. KRAFTWERK “Computer love”


FANDIGITAL

30 octubre 2009

fandigital

Llevo 4 años y medio ligado a Fanzine Digital, medio para el que he escrito unos 500 textos, entre críticas semanales de cine, reseñas de discos y cómics, entrevistas a gente de todas esas parcelas artísticas…

Hasta ahora la revista “virtual” tenía su correspondiente edición impresa gratuita, 7 u 8 veces al año, donde se recogía material de actualidad previamente aparecido en la web, intentando sustentarse económicamente a base de publicidad.

Pues bien, justo estos días la revista ha dado el salto a los kioscos, pasando a ser de pago (apenas 2’50 míseros euros) mejorando su calidad y puliendo sus contenidos, con vistas a poder competir (y sobrevivir, espero) en este nuevo hábitat. Ah, y además ha perdido algunas letras de su cabecera, pasando a denominarse Fandigital.

Os animo a que le echéis un vistazo, aunque sé que se trata de un riesgo importante que han asumido los responsables de la revista, y que este tipo de movimientos no siempre salen bien. Crucemos los dedos pues.

b.s.o. LA CASA AZUL “Como un fan”


LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE DANIEL

28 agosto 2009

Cuando uno se pone a elegir el nombre para su hijo debe hacerlo entre todas las opciones posibles habidas y por haber, tarea que resulta ardua y que requiere del consenso con tu pareja. Una vez que sabes el sexo del retoño es más fácil, ya que dejas de pensar en nombres femeninos –como me ha pasado a mí en este caso– y te centras en los nombres de chico, que son más limitados en cuanto a cantidad y calidad (al menos en lo que se refiere a nuestros gustos), pero que también dan para horas de discusión hasta que consigues descartar Sergio, Pablo o Marc y quedarte con el que será el definitivo: Daniel.

Luego, como uno se aburre, llega ese momento tonto en que te pones a pensar en los famosos y famosetes que lucen ese mismo nombre, y entre un brainstorming en pareja y la ayuda del tito Google se pueden establecer varias categorías:

CINE

Daniel Day-Lewis

Si empezamos pensando en Danny de Vito va mal la cosa, así que será mejor darle a la cosa una pátina más cultureta pensando en actores como Daniel Auteuil, Daniel Day-Lewis o Daniel Brühl. Por la vertiente de más acción tenemos a Daniel Radcliffe o Daniel Craig, y entre los directores tenemos al prometedor Daniel Sánchez Arévalo, al resultón Danny Boyle o al raro de Daniel Calparsoro. El balance no es malo.

MÚSICA

Dani Martín

Podría mentir y deciros que me vinieron enseguida a la mente Daniel Barenboim o Daniel Johnston, pero debo confesar que a palo seco sólo se me ocurrió Danny Elfman, que tampoco está mal. Lástima que ese cacho carne con patas llamado Dani Martín le reste unos cuantos puntos a esta categoría.

LITERATURA

Entre los clásicos tenemos a Daniel Defoe, y entre los modernos el siempre interesante Daniel Pennac. Otra categoría que vale la pena.

COMIC

Pese a que a mí nunca me hayan llegado sus obras, es innegable la importancia del valenciano Daniel Torres en la historia del noveno arte. Ah, y hay un guionista americano llamado Daniel Way del que apenas he leído nada.

TELEVISIÓN

Dani Mateo

Aparte del guionista Daniel Knauf (Carnivale), así a bote pronto sólo se me viene a la cabeza el divertido Dani Mateo.

DEPORTES

En fútbol están Dani Güiza y Dani Alves (y mil más que desconozco, porque no soy demasiado futbolero). En motociclismo tenemos a Dani Pedrosa.

Claro que, categorías aparte, sin lugar a dudas el más importante entre todos esos nombres, la persona que nos ha inspirado a ponerle ese nombre a nuestro vástago, es esa imprescindible figura de la humanidad conocida como…

Dani DJ

¡¡¡Dani DJ!!!

b.s.o. DANIEL JOHNSTON “Devil town”