LOS CÓMICS DE 2010

31 diciembre 2010

Una vez más, mi ansia por devorar historias del noveno arte este año se han visto muy satisfechas. Además de las colecciones que sigo mes a mes, los tomos sueltos que compro y los que me dan gratuitamente las editoriales para criticar en Cómic Digital, hay bibliotecas bastante bien surtidas que acaban por rematar la faena, con material interesante si sabes buscar con un poco de paciencia. Aquí van algunos comentarios sobre los mejores y los peores tebeos del año (o al menos leídos durante estos doce meses). 

INTERESANTES

Ed Brubaker, guionista triunfador durante los últimos tres años, ha perdido el trono –aunque en esta categoría entrarían tanto su final de etapa en Daredevil como el tomo 5 de Criminal–, cediendo el puesto al escocés Mark Millar, que nos ha seguido deleitando, gracias a su Lobezno: El viejo Logan, Ultimate Comics Vengadores o al recopilatorio de la primera serie de Kick-ass.

Más británicos: Garth Ennis, nos brindó un apasionante repaso a diferentes conflictos bélicos en Historias de la guerra, y Alan Moore arrancaba una nueva etapa de su The league of extraordinary gentlemen (Century: 1910). 

Tuvimos ración cuádruple de Los muertos vivientes, muy recomendable serie que ha tenido una discreta adaptación a la pequeña pantalla. También nos llegó un nuevo recopilatorio de La parejita (Manel Fontdevila), y pudimos leer el segundo volumen del Berlín de Jason Lutes.

Finalmente, destacar dentro de los superhéroes la buena salud del X-Factor de Peter David, y la tremenda historia que nos contó David Small en Stitches: Una infancia muda.

ENTRETENIDOS

En el terreno de los superhéroes: terminó la etapa de Mark Millar en Los 4 Fantásticos –que fue de más a menos–; el Capitán América de Brubaker pasó por una etapa de transición (con un único momento de brillo auténtico, la miniserie Renacimiento) debido a la publicación de la bien facturada miniserie El proyecto Marvels; nos decepcionó ligeramente lo que Warren Ellis está haciendo con Astonishing X-Men; y los tomos mensuales de Asombroso Spiderman nos proporcionaron unos cuantos momentos bastante simpáticos.

De manera más aislada, se dejaron leer títulos como Namor: En las profundidades, The Punisher: Valley Forge, Valley Forge, Los Seis Secretos de Gail Simone, el especial Reinado Oscuro: La lista o el enfrentamiento entre dos universos en DC/Wildstorm: Dreamwar.

En el terreno más “de autor” cayeron títulos como estos:

Fresa y chocolate (2 tomos) (Aurélia Aurita)
Como todo el mundo (Denis Lapière y Pierre-Paul Renders)
El arte: Conversaciones imaginarias con mi madre (Juanjo Sáez)
Lucille (Ludovic Debeurme)
Niñatos (Rick Veitch)
Burbujas (Daniel Torres)
Encender una hoguera (Chabouté)
Alicia en el mundo real (Isabel Franc)
Silhouette (Víctor Santos)
Faker (Mike Carey)

DECEPCIONANTES

Acabé por abandonar el Thor de J. Michael Straczynski (bueno, lo dejé cuando entró el nuevo guionista). Tampoco me convenció el NYX: Sin camino a casa (Marjorie Liu), ni el quinto tomo de The Boys (Garth Ennis acaba teniendo títulos en prácticamente todas las categorías, lo que da fe de su irregularidad).

Otras obras que apuntaban algún interés, pero que acabaron por hacerme pasar las hojas con cierta celeridad, fueron Los zombies que se comieron el mundo (Jerry Frissen), La historia de mi madre (Kim Eun-Sung), Madame Leonarda (Artur Heras) y Obsesionado (Philippe Dupuy).

A OLVIDAR

Aquí entran dos de los cómics-biografía más insulsos y peor dibujados que he podido leer: Tributo: Michael Jackson y Female Force: Stephenie Meyer. Tampoco me transmitió nada Parecer es mentir (Dominique Goblet). Dentro del terror North 40 (Aaron Williams) me pareció sencillamente horrendo, y un tomo de Starcraft que cayó en mis manos acabé por dejarlo a mitad, porque fui incapaz de sacarle ningún provecho.

b.s.o. SIMPLE MINDS “Alive and kicking”


LOS CÓMICS DE 2009

31 diciembre 2009

De nuevo, mi ansia por devorar historias del noveno arte este año se han visto muy satisfechas. Además de las colecciones que sigo mes a mes, los tomos sueltos que compro y los que me dan gratuitamente las editoriales para criticar en Cómic Digital, hay bibliotecas bastante bien surtidas que acaban por rematar la faena, con material interesante si sabes buscar con un poco de paciencia. Aquí van algunos comentarios sobre los mejores y los peores tebeos del año (o al menos leídos durante estos doce meses).

INTERESANTES

Por tercer año consecutivo, hay que seguir hablando en esta categoría de los cómics del guionista norteamericano Ed Brubaker, quien ha continuado en las recomendables series regulares de Daredevil, Capitán América, El inmortal Puño de Hierro y Criminal, además de iniciarse la publicación de Incógnito.

Un autor que he descubierto este año es el canadiense Guy Delisle, que me ha sorprendido y fascinado con tres cómics: Crónicas birmanas, Shenzen y el recopilatorio de historias breves Cómo no hacer nada.

Además, entre las series regulares de superhéroes que he seguido este año me dejado con buen sabor de boca el X-Factor de Peter David y varios dibujantes, así como el Thor de J. Michael Straczynski (más bastantes números de relleno por otros autores) y la etapa de Mark Millar y Bryan Hitch en Los 4 Fantásticos.

Otros buenos tebeos leídos en 2008

All-star Superman (Grant Morrison y Frank Quitely)

Los muertos vivientes 8 (Robert Kirkman y Charlie Adlard)

Los Doce: Despertares (J.M. Straczynski y Chris Weston)

Clandestine: El regreso (Alan Davis)

Shortcomings (Adrian Tomine)

Prototipo (Ralf König)

Pollo con ciruelas (Marjane Satrapi)

Toxic planet 2: Especie en peligro (David Ratte)

Ángel Sefija 6 (Mauro Entrialgo)

Emotional world tour (Miguel Gallardo y Paco Roca)

ENTRETENIDOS

En la parte superheroica, me han hecho pasar un rato entretenido el Ultimate Iron Man vs. Hulk, historias sueltas de la reciente etapa de Asombroso Spiderman, la saga El viejo Logan de la colección de Lobezno, y unas cuantas gamberradas de Garth Ennis: 303, Crónicas de Wormwood, los tomos 3 y 4 de The Boys y Punisher: La resurrección de Ma Gnucci.

Dentro de los cómics más independientes entrarían en esta categoría una buena cantidad de títulos: Afortunada (Gabrielle Bell), Rose (Jeff Smith), Paso al noroeste (Scott Chantler), En pocas palabras (Jason), María y yo (María y Miguel Gallardo), Los bajos de la alta cocina (Álvarez Rabo), Buñuel en el laberinto de las tortugas (Fermín Solís), Darwin: La evolución de la teoría (Jordi Bayarri), Freddie y yo (Mike Dawson), Fun home, una familia tragicómica (Alison Bechdel), Macedonia (Harvey Pekar y Heather Robertson), Una posibilidad entre mil (Cristina Durán y Miguel A. Giner Bou) y Ombligo sin fondo (Dash Shaw).

DECEPCIONANTES

En el grupo de los decepcionantes entraría el tomazo interminable de Bizarro Comics, Black Kaiser (Víctor Santos), Martillo de herejes (Juan Gómez y Agustín Alessio) o Banda sonora (Jessica Abel).

A OLVIDAR

Por mucho que para la crítica sea una obra apasionante, Conejo de viaje (Liniers) me pareció un soberano tostón, igual que Bohemio pero abstemio (Ramón Boldú). Son los dos cómics más destacados dentro de esta última categoría de la clasificación, todo ello dentro de un año bastante bueno en lo que a lecturas del noveno arte se refiere.

b.s.o. R.E.M. “Superman”


FANDIGITAL

30 octubre 2009

fandigital

Llevo 4 años y medio ligado a Fanzine Digital, medio para el que he escrito unos 500 textos, entre críticas semanales de cine, reseñas de discos y cómics, entrevistas a gente de todas esas parcelas artísticas…

Hasta ahora la revista “virtual” tenía su correspondiente edición impresa gratuita, 7 u 8 veces al año, donde se recogía material de actualidad previamente aparecido en la web, intentando sustentarse económicamente a base de publicidad.

Pues bien, justo estos días la revista ha dado el salto a los kioscos, pasando a ser de pago (apenas 2’50 míseros euros) mejorando su calidad y puliendo sus contenidos, con vistas a poder competir (y sobrevivir, espero) en este nuevo hábitat. Ah, y además ha perdido algunas letras de su cabecera, pasando a denominarse Fandigital.

Os animo a que le echéis un vistazo, aunque sé que se trata de un riesgo importante que han asumido los responsables de la revista, y que este tipo de movimientos no siempre salen bien. Crucemos los dedos pues.

b.s.o. LA CASA AZUL “Como un fan”


LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE DANIEL

28 agosto 2009

Cuando uno se pone a elegir el nombre para su hijo debe hacerlo entre todas las opciones posibles habidas y por haber, tarea que resulta ardua y que requiere del consenso con tu pareja. Una vez que sabes el sexo del retoño es más fácil, ya que dejas de pensar en nombres femeninos –como me ha pasado a mí en este caso– y te centras en los nombres de chico, que son más limitados en cuanto a cantidad y calidad (al menos en lo que se refiere a nuestros gustos), pero que también dan para horas de discusión hasta que consigues descartar Sergio, Pablo o Marc y quedarte con el que será el definitivo: Daniel.

Luego, como uno se aburre, llega ese momento tonto en que te pones a pensar en los famosos y famosetes que lucen ese mismo nombre, y entre un brainstorming en pareja y la ayuda del tito Google se pueden establecer varias categorías:

CINE

Daniel Day-Lewis

Si empezamos pensando en Danny de Vito va mal la cosa, así que será mejor darle a la cosa una pátina más cultureta pensando en actores como Daniel Auteuil, Daniel Day-Lewis o Daniel Brühl. Por la vertiente de más acción tenemos a Daniel Radcliffe o Daniel Craig, y entre los directores tenemos al prometedor Daniel Sánchez Arévalo, al resultón Danny Boyle o al raro de Daniel Calparsoro. El balance no es malo.

MÚSICA

Dani Martín

Podría mentir y deciros que me vinieron enseguida a la mente Daniel Barenboim o Daniel Johnston, pero debo confesar que a palo seco sólo se me ocurrió Danny Elfman, que tampoco está mal. Lástima que ese cacho carne con patas llamado Dani Martín le reste unos cuantos puntos a esta categoría.

LITERATURA

Entre los clásicos tenemos a Daniel Defoe, y entre los modernos el siempre interesante Daniel Pennac. Otra categoría que vale la pena.

COMIC

Pese a que a mí nunca me hayan llegado sus obras, es innegable la importancia del valenciano Daniel Torres en la historia del noveno arte. Ah, y hay un guionista americano llamado Daniel Way del que apenas he leído nada.

TELEVISIÓN

Dani Mateo

Aparte del guionista Daniel Knauf (Carnivale), así a bote pronto sólo se me viene a la cabeza el divertido Dani Mateo.

DEPORTES

En fútbol están Dani Güiza y Dani Alves (y mil más que desconozco, porque no soy demasiado futbolero). En motociclismo tenemos a Dani Pedrosa.

Claro que, categorías aparte, sin lugar a dudas el más importante entre todos esos nombres, la persona que nos ha inspirado a ponerle ese nombre a nuestro vástago, es esa imprescindible figura de la humanidad conocida como…

Dani DJ

¡¡¡Dani DJ!!!

b.s.o. DANIEL JOHNSTON “Devil town”


ZOMBIES

13 agosto 2009

zombies

Llevo aproximadamente cuatro semanas sumergido en lo que podría denominarse “mes del zombie”, encadenando diversas historias relacionadas con esos simpáticos seres putrefactos.

Los muertos vivientes (número 8). En principio sólo quería leer parte de este tomo antes de caer dormido, pero una cosa llevó a la otra… y cuando llegué al final del volumen, que cayó de un tirón, me quedé absolutamente anonadado por lo que el guionista Robert Kirkman había montado durante la nueva entrega de este muy recomendable cómic. Ah, y ahora la quieren convertir en serie de televisión.

apocalipsis_z

Apocalipsis Z. Novela de Manel Loureiro que adapta con bastante solvencia y credibilidad al ámbito español un tipo de historias que hasta ahora casi siempre habían estado situadas en contextos anglófonos. Aún me queda un poco para terminar de leerla, pero de momento la impresión es buena.

 

Dead set. Serie televisiva británica de cinco episodios (de momento he visto tres), que en total viene a durar más o menos dos horas, ya que cada capítulo es bastante breve. Sigue la tónica de 28 días después –son infectados, no zombies–, y narra qué sucede cuando los protagonistas del Gran Hermano inglés se ven atrapados en el plató, en mitad del infierno que se ha desatado repentinamente la noche de nominaciones.

diary of the deadEl diario de los muertos, de George A. Romero. Data de hace un par de años, y aún no ha encontrado distribución para exhibirse en los cines españoles. Viene narrada por una de los supervivientes, y nos muestra el punto de vista de lo que pasa por delante del visor de un par de cámaras que llevan los integrantes de su grupo, que estaban realizando un rodaje en mitad del bosque. Sabe a poco, y no pasa de ser un entretenimiento sencillo, sólo para aficionados al género de zombies como yo.

The dead outside. Esta película la he subtitulado para el Festival de Estepona, y también trata más de infectados que de zombies. Está hecha con un presupuesto muy limitado y se nota que han alargado bastante algunas situaciones para llegar a una duración normal, porque la historia en sí no ocupa demasiado. Aburridilla, aunque inquietante en algunos tramos.

Platoon of the dead. Sencillamente infame. La han hecho con cuatro duros, y su cutrez –al contrario que en otros productos similares– no se traduce en simpatía por parte del espectador. Aguanté veinte minutos antes de pasar a otra cosa.

shaun of the deadTodos estos títulos se unen a otros tres que he visionado este año: Zombie diaries, que recoge diversas grabaciones sobre la lucha por sobrevivir frente a los muertos vivientes –y no es especialmente brillante–, Quarantine (remake de Rec) y la divertidísima Zombies party (Shaun of the dead), que puse en algunas de mis clases, logrando que mis alumnos pasaran algunos de los mejores momentos del curso académico.

b.s.o. THE CRANBERRIES “Zombie”


LA INVASIÓN DE LA NOVELA GRÁFICA

27 julio 2009

los hijos de anansi

Finalizada la lectura de Los hijos de Anansi, de Neil Gaiman, no puedo hacer otra cosa que hablar bien de dicha novela. Uno de los más famosos guionistas de cómics –gracias a Sandman y posteriores obras– nos narra lo que sucede cuando el protagonista, un tipo normal, descubre la existencia de un hermano secreto suyo, de naturaleza a medio camino entre los humanos normales y las figuras míticas halladas en los cuentos ancestrales que se vienen relatando desde muchas generaciones atrás.

Del mismo autor anteriormente había leído Stardust, Neverwhere y Coraline, que me habían gustado, pero que no exhibían tanto sentido del humor como del que hace gala Gaiman en las páginas de esta novela. Será que al británico se le ha pegado de rondar junto al cachondo de Terry Pratchett (escritor alrededor del cual orbitó mi tesina, y de quien estuve a punto de realizar mi tesis).

Pratchett + Gaiman

La historia es muy entretenida, mantiene un ritmo muy vivo y es bastante ingeniosa. Ahora falta que hagan una película basada en ella y la jodan, claro.

Pero bueno, lo que me ha motivado a escribir esto es un apunte que se puede encontrar en la última página de la edición de Roca. Ahí se lee:

¿No os rechina nada? Ay, si es que hay que explicároslo todo…

En el afán actual por convertir todo cómic de relativo prestigio –o al que se pretenda otorgar dicho prestigio– en novela gráfica (que parece que le da más empaque), ya hemos visto cómo hasta Watchmen, que en su día fueron doce entregas de grapa en papel normalucho, ha pasado a obtener dicha calificación.

Cuando el término novela gráfica apareció, hará unos veinte años, se refería a un único volumen en papel de calidad, tamaño algo superior al de los cómics tradicionales y tapa dura o semidura. Normalmente los temas a tratar eran más “para adultos” que en los tebeos tradicionales, y se solía experimentar con el dibujo o el color, intentando ampliar los márgenes del noveno arte.

Últimamente todo cómic que se ponga de moda y/o se vuelva a editar en un solo volumen (caso de Watchmen) recibe automáticamente el apelativo de novela gráfica, y cuando se hace una adaptación al cine de algún cómic también solemos leer ese término en los títulos de crédito. Bueno, si ayuda a colársela a los gafapastas y a los críticos de postín…

Pero parece ser, según veo en Los hijos de Anansi, que la etiqueta va avanzando a pasos agigantados. Leamos de nuevo: se nos dice que Neil Gaiman es conocido “por la exitosa serie de novela gráfica The Sandman.” Hombre, siendo buenos podríamos aceptar “series de novelas gráficas”, en plural (al fin y al cabo la serie se ha reeditado en varios tomos), pero de ahí a que el lumbreras que ha redactado esas cuatro líneas haya decidido que “novela gráfica” sea sinónimo de “cómic” por defecto ya mosquea bastante. Y si no que se lo digan a mi colección de Sandman de Ediciones Zinco, con sus grapas amarillentas y sus portadas arrugadas.

¿Qué será lo próximo? ¿Novelas gráficas de Mortadelo y Filemón? ¿De Don Miki?

b.s.o. SKUNK ANANSIE “Weak”