LA BODA

12 febrero 2010

No os digo nada y os lo digo todo:

¿Cómo que os vais a casar?
Pero, ¿qué estás diciendo?
No puedo creer que sea verdad, claro que estoy contento.

Ya verás cuando se lo diga a los demás.
No quiero ni imaginar la cara que pondrán.
Se van a quedar de piedra, yo prefiero no estar cerca.

Va a haber que reconocer que todo esto se acaba.
Y ahora, ¿cómo vamos a fingir que no ha cambiado nada?

Y además, ¿cómo querréis que os llamemos?
¿Señor y señora? No me hagas reír.
Visualiza esas palabras en el buzón de tu casa.

No os caséis, no os caséis, vámonos a tomar algo.
No os caséis, no os caséis, demos una vuelta en cambio.
No os caséis, no os caséis, ya le explico yo al padrino.
No os caséis, no os caséis, si total os da lo mismo.

Y encima querrás que cantemos en la iglesia,
y en la fiesta, y además que vayamos en frac,
y la camisa, ¿de gemelos o botones?,
y chaleco y los zapatos, ¿mocasines o cordones?

No os caséis, no os caséis, vámonos a tomar algo.
No os caséis, no os caséis, demos una vuelta en cambio.
No os caséis, no os caséis, ya le explico yo al padrino.
No os caséis, no os caséis, si total os da lo mismo.

b.s.o. ASTRUD “La boda”