LIBROS DE OTOÑO

Los últimos dos libros que he leído:

Un trabajo muy sucio, de Christopher Moore. Novela de género fantástico con muchos toques de humor, nos relata las andanzas de un pobre hombre que pasa a convertirse en un Mercader de la Muerte (la explicación completa la encontraréis en el libro, por supuesto) que va recogiendo las almas de las personas para evitar que caigan en manos de las fuerzas de la oscuridad.

La historia resulta bastante amena, y combina –por nombrar dos de los libros que han pasado por mis manos recientemente– la fantasía de Los hijos de Anansi (Neil Gaiman) con la socarronería de Una noche de perros (Hugh Laurie). Se trata de un humor bastante ingenioso que tiene párrafos sublimes, pero que en otros pierde fuerza y no aguanta el mismo ritmo capaz de provocar risas a lo largo de todas las páginas.

El argumento tiene puntos bastante trabajados, pero no he podido evitar la sensación de que en otros pasajes funciona como si estuviera con el piloto automático conectado, y he echado a faltar una mayor intensidad. Entretiene, pero no sorprende. De todos modos, buen balance final.

Aurora boreal, de Asa Larsson. Novela de corte policíaco que se publica aprovechando el supuesto tirón de la trilogía de Millennium. Un macabro asesinato será investigado por una agente de policía embarazada, feucha pero muy lista –¿alguien dijo Fargo?– y una abogada especializada en derecho fiscal (?) cuyo pasado estuvo unido al del asesinado.

Con el arranque de la historia esperaba encontrarme con algo parecido a Millennium –aunque no he leído los libros, he visto las dos primeras películas– o a la serie de Kurt Wallander escrita por el interesante Henning Mankell. Sin embargo, y pese a la apariencia de hallarnos ante una trama entretenida, lo cierto es que llegó un momento en que comencé a aburrirme soberanamente con la investigación, a la que iba viendo todas las costuras –es lo que tiene leer mucho, cada vez cuesta más que te sorprendan– a lo largo de su desarrollo.

Según iba leyendo me iba sintiendo cada vez más desapegado del argumento, ya que no encontraba alicientes en una historia bastante aburrida –hay un momento de máxima tensión en que van a matar… ¡a un simple perro!– donde se han metido muchas páginas de relleno para intentar mantener la atención. No estoy diciendo que sea un mal libro, pero sencillamente las últimas páginas las fui pasado rápidamente sin prestarles demasiada atención.

b.s.o. RATT “Lovin’ you’s a dirty job”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: