LOS CÓMICS DE 2010

31 diciembre 2010

Una vez más, mi ansia por devorar historias del noveno arte este año se han visto muy satisfechas. Además de las colecciones que sigo mes a mes, los tomos sueltos que compro y los que me dan gratuitamente las editoriales para criticar en Cómic Digital, hay bibliotecas bastante bien surtidas que acaban por rematar la faena, con material interesante si sabes buscar con un poco de paciencia. Aquí van algunos comentarios sobre los mejores y los peores tebeos del año (o al menos leídos durante estos doce meses). 

INTERESANTES

Ed Brubaker, guionista triunfador durante los últimos tres años, ha perdido el trono –aunque en esta categoría entrarían tanto su final de etapa en Daredevil como el tomo 5 de Criminal–, cediendo el puesto al escocés Mark Millar, que nos ha seguido deleitando, gracias a su Lobezno: El viejo Logan, Ultimate Comics Vengadores o al recopilatorio de la primera serie de Kick-ass.

Más británicos: Garth Ennis, nos brindó un apasionante repaso a diferentes conflictos bélicos en Historias de la guerra, y Alan Moore arrancaba una nueva etapa de su The league of extraordinary gentlemen (Century: 1910). 

Tuvimos ración cuádruple de Los muertos vivientes, muy recomendable serie que ha tenido una discreta adaptación a la pequeña pantalla. También nos llegó un nuevo recopilatorio de La parejita (Manel Fontdevila), y pudimos leer el segundo volumen del Berlín de Jason Lutes.

Finalmente, destacar dentro de los superhéroes la buena salud del X-Factor de Peter David, y la tremenda historia que nos contó David Small en Stitches: Una infancia muda.

ENTRETENIDOS

En el terreno de los superhéroes: terminó la etapa de Mark Millar en Los 4 Fantásticos –que fue de más a menos–; el Capitán América de Brubaker pasó por una etapa de transición (con un único momento de brillo auténtico, la miniserie Renacimiento) debido a la publicación de la bien facturada miniserie El proyecto Marvels; nos decepcionó ligeramente lo que Warren Ellis está haciendo con Astonishing X-Men; y los tomos mensuales de Asombroso Spiderman nos proporcionaron unos cuantos momentos bastante simpáticos.

De manera más aislada, se dejaron leer títulos como Namor: En las profundidades, The Punisher: Valley Forge, Valley Forge, Los Seis Secretos de Gail Simone, el especial Reinado Oscuro: La lista o el enfrentamiento entre dos universos en DC/Wildstorm: Dreamwar.

En el terreno más “de autor” cayeron títulos como estos:

Fresa y chocolate (2 tomos) (Aurélia Aurita)
Como todo el mundo (Denis Lapière y Pierre-Paul Renders)
El arte: Conversaciones imaginarias con mi madre (Juanjo Sáez)
Lucille (Ludovic Debeurme)
Niñatos (Rick Veitch)
Burbujas (Daniel Torres)
Encender una hoguera (Chabouté)
Alicia en el mundo real (Isabel Franc)
Silhouette (Víctor Santos)
Faker (Mike Carey)

DECEPCIONANTES

Acabé por abandonar el Thor de J. Michael Straczynski (bueno, lo dejé cuando entró el nuevo guionista). Tampoco me convenció el NYX: Sin camino a casa (Marjorie Liu), ni el quinto tomo de The Boys (Garth Ennis acaba teniendo títulos en prácticamente todas las categorías, lo que da fe de su irregularidad).

Otras obras que apuntaban algún interés, pero que acabaron por hacerme pasar las hojas con cierta celeridad, fueron Los zombies que se comieron el mundo (Jerry Frissen), La historia de mi madre (Kim Eun-Sung), Madame Leonarda (Artur Heras) y Obsesionado (Philippe Dupuy).

A OLVIDAR

Aquí entran dos de los cómics-biografía más insulsos y peor dibujados que he podido leer: Tributo: Michael Jackson y Female Force: Stephenie Meyer. Tampoco me transmitió nada Parecer es mentir (Dominique Goblet). Dentro del terror North 40 (Aaron Williams) me pareció sencillamente horrendo, y un tomo de Starcraft que cayó en mis manos acabé por dejarlo a mitad, porque fui incapaz de sacarle ningún provecho.

b.s.o. SIMPLE MINDS “Alive and kicking”


LAS PELÍCULAS DE 2010 (2ª parte)

30 diciembre 2010

Este segundo post cinematográfico resumiendo 2010 ya no se centra en las películas vistas en cine, sino que repasa lo que he podido visionar por otros medios (ya nos entendemos, ¿verdad?).

La mejor película de las vistas este año en la comodidad del hogar resulta ser, con diferencia, La ola (Dennis Gansel), una buena disección de cómo funcionaría el nazismo hoy en día. A cierta distancia se situarían apenas tres títulos con aspectos destacables como Valkiria (Bryan Singer), La clase (Laurent Cantet) o The lovely bones (Peter Jackson).

Entre los productos simplemente entretenidos estarían cintas como My blueberry nights, Los hombres que miraban fijamente a las cabras, Cometas en el cielo, Shutter island, The crazies, Chéri, Cosas que perdimos con el fuego o la versión original de Déjame entrar.

Camino del bodrio van pelis como las siguientes: El libro de Eli, Man on wire, Noche loca, The blind side, Teniente corrupto o Centurión.

 

Ya hundidas en la miseria más absoluta aparecen un montón de películas –hasta veintiséis– como REC 2, Solomon Kane, Niños grandes, Killers, Zombis nazis, The karate kid, Un pequeño cambio, Todo sobre mi desmadre, Vaya par de polis, Híncame el diente, Jacuzzi al pasado, Happy feet, ¿Qué fue de los Morgan?, La cuarta fase, Historias de San Valentín, Arthur y la venganza de Maltazard, Exposados, Desde París con amor, El súper canguro… El pelotón de los torpes, vaya.

b.s.o. U2 “Every breaking wave”


LAS PELÍCULAS DE 2010

29 diciembre 2010

De las 51 películas –diez menos que en 2009, y es que ser padre pasa factura– visionadas en salas de cine (como siempre, habrá un segundo capítulo para el dvd, el ordenador y la televisión), así han quedado clasificadas en mi modesta opinión al finalizar el año:

RECOMENDABLES

Toy story 3
Origen
La red social
Philip Morris ¡Te quiero!
Up in the air
Scott Pilgrim contra el mundo
Caza a la espía
Shrek 4

Como viene siendo habitual, los chicos de Pixar logran alguno de los puestos más altos –si no el más alto– gracias a su buen hacer. Por debajo quedan obras que han convencido a casi todo el mundo, curiosidades cómicas, títulos innovadores, reflexiones sobre la actualidad política mundial… y la última de la saga de Shrek (qué queréis que os diga, a mí me gustó).

CON PUNTOS DE INTERÉS

Kick-ass
Un tipo serio
Invictus
The road (La carretera)
Conocerás al hombre de tus sueños
El gran Vázquez
Buried (Enterrado)
Déjame entrar (Let me in)

Unos hermanos Coen menores, un Clint Eastwood menor, un Woody Allen menor… Cintas curiosas, que ofrecían buenos momentos junto a otros que no acababan de estar bien hilvanados del todo.

ENTRETENIDAS

El discurso del rey
Número 9
Sherlock Holmes
Precious
Millennium 3: La reina en el palacio de las corrientes de aire
Cómo entrenar a tu dragón
Iron Man 2
Que se mueran los feos
Wall Street: El dinero nunca duerme
Salidos de cuentas
Rumores y mentiras

Superhéroes, animación, gamberradas bien entendidas, españoladas con cierta gracia, dramones, ilustraciones de hechos históricos, disecciones del mundo pre-universitario estadounidense… De todo un poco en la categoría de los “aprobados justitos”.

FALLIDAS

El Equipo A
Imparable
Skyline
Franklyn
Balada triste de trompeta
Una hora más en Canarias
Entrelobos
Tron: Legacy
Daybreakers
Furia de titanes
Recuérdame
Alicia en el país de las maravillas
Un ciudadano ejemplar
Sexo en Nueva York 2
Tenías que ser tú
Two lovers

Un inicio algo prometedor deja paso a un empastre argumental importante. El entretenimiento inicial acaba convirtiéndose en algo plomizo según se van acumulando los minutos. Los pequeños fallos que se pueden disculpar se tornan destarifos monumentales. Todos los títulos de arriba, ya sean grandes producciones o títulos más modestos, entran dentro de estas definiciones.

HORRENDAS

Los fantasmas de mis ex novias
Perdona si te llamo amor
Didi Hollywood
Scar
Pesadilla en Elm Street (El origen)
Los mercenarios
Predators
Los viajes de Gulliver

Tras Los crímenes de Oxford y Fuga de cerebros, ganadoras en esta categoría en los dos años precedentes, ha sido el turno de las horteradas romanticonas, el erotismo patético, las comedias chungas, la acción descerebrada y el horror más previsible.

Recordad, como siempre digo, que estas listas son personales e intransferibles, así que no intento sentar cátedra, sino únicamente dar mi opinión.

b.s.o. PHIL COLLINS “In the air tonight”


LAS SERIES DE TELEVISIÓN DE 2010

28 diciembre 2010

Tiempo de repasar la cosecha de series que han ido desfilando por casa durante este año que está a punto de terminar. 

RECOMENDABLES

Aunque las comedias han seguido teniendo su buen porcentaje de representantes en este apartado, lo cierto es que la serie estrella este año en nuestro hogar ha sido sin duda Alias (mitad de la T1, y luego de la T2 a la 5), que se nos había quedado atrancada en 2009, pero que finalmente retomamos con fuerza y terminó por apasionarnos como pocas. Una historia de espionaje, acción e intriga que nos dejó grandes momentos para el recuerdo, así como un buen puñado de personajes dignos de constar entre lo mejor de la historia de las series televisivas.

En las comedias, como apuntaba arriba, cayeron apuestas seguras del estilo de Cómo conocí a vuestra madre (T5), Big Bang (T3 y parte de la 4), Scrubs (T7) y Los informáticos (T3 y 4).

Otras series que con anterioridad ya habían demostrado su valía en nuestras retinas también hicieron acto de presencia: Dexter (T4), The closer (T5), Weeds (T4 y 5), así como la siempre simpática Mujeres desesperadas (T6).

Así las cosas, la única novedad real de esta categoría de series recomendables es Breaking bad (T1 a 3), una historia áspera y dura, pero que nos enganchó bastante allá por el verano pasado.

PARA PASAR EL RATO

Buen ejemplo de serie entretenida sería El séquito (T1 a 6), sobre cuatro amigos que se mueven en los círculos de la gran industria del cine de Hollywood. Además, la serie puede presumir de habernos proporcionado muchas risas de la mano del mejor personaje nuevo de este año: el descarado agente Ari Gold (Jeremy Piven).

Otra novedad ha sido Dos hombres y medio (T1 a 3), más modesta pero con unos cuantos momentos antológicos. Siguiendo en el terreno de lo frívolo, Californication (T2 y 3) o United States of Tara (T1 y 2) nos entretuvieron, cada una a su manera.

En el terreno de la ciencia ficción entraron dentro de esta categoría la segunda mitad de la fallida Flashforward, la decepción que supuso la adaptación del cómic The walking dead (T1) o la ligera tomadura de pelo de Fringe (T1 y 2).

Completando este apartado estuvieron Mad men (T3), House (mitad de la T6 y el inicio de la T7), la reiterativa Miénteme (T1 y 2) o la miniserie de Los pilares de la Tierra.

OLVIDABLES

Uno de los grandes chascos del año fue V (T1), remake de un clásico televisivo que tuvo cierto atractivo en aquella época. Siguiendo con la ciencia ficción, los cinco primeros episodios de Dollhouse no nos atrajeron lo suficiente como para proseguir de inmediato con ella. En 2011 intentaremos terminar de verla.

La T1 de Castle, asimismo, no nos invitó a seguir viendo más episodios. Lástima de serie que va de simpática pero que acabó por caernos gorda. Otra que siguió sin gustarnos fue Chuck (final de la T1), a la que se unió la floja miniserie Happy town.

Como siempre, quedan muchos títulos en la recámara para ir alegrándonos la vista a lo largo de 2011.

b.s.o. JANE’S ADDICTION “Superhero” [“Entourage” theme]


LOS LIBROS DE 2010

27 diciembre 2010

Tras un largo parón bloguero, comienzo el tradicional repaso navideño a lo mejor del año que termina, según mi particular punto de vista. Lo hago, como viene siendo habitual, por los libros que han pasado por mis manos (no necesariamente novedades, claro). Este año que termina sólo he leído unos 33 libros (seis más que en 2009), así que he conseguido frenar la tendencia a la baja de los últimos años.

Los mejores libros leídos durante 2010

Bulevard dels Francesos (Ferran Torrent)
Guerra Mundial Z (Max Brooks)
Todo por una chica (Nick Hornby)
Invisible (Paul Auster)
After dark (Haruki Murakami)
Desde mi cielo (Alice Sebold)
Tanta gente sola (Juan Bonilla)
La funeraria (Juan Luis Cano)
Contes per a nenes dolentes (Germans Miranda)
Alas nocturnas (Robert Silverberg)
Brillante como una cacerola (Amélie Nothomb)
Apocalipsis Z: Los días oscuros (Manel Loureiro)

Tras dos años seguidos con Murakami en el número 1 (Tokio blues y Kafka en la orilla, respectivamente), Ferran Torrent reverdece laureles (ya logró encaramarse a la cima hace años, con Gràcies per la propina) y nos ofrece un relato agridulce en la posguerra española que me ha parecido lo mejor del año, por cómo está narrado y por el interés que suscitan en mí los personajes.

Los zombis no pierden comba, y tras el Apocalipsis Z del año pasado llega su secuela (sensiblemente inferior), pero sobre todo Guerra Mundial Z de Max Brooks, una pequeña obra maestra dentro del género.

También puntúan con notable trabajos de firmas siempre fiables como Auster, Hornby, Nothomb o el mentado Murakami, acompañados de algunos autores patrios (Cano, Bonilla) o de la ciencia ficción de Robert Silverberg.

Los peores libros leídos durante 2010

No ha sido éste un año muy dado a novelas coñazo. La más soporífera (no pude terminarla) fue La historia de Lisey (Stephen King), que se me atragantó desde el principio. Quizá algún día pueda darle una segunda oportunidad, quién sabe.

Tampoco me motivaron excesivamente La mecánica del corazón (Mathias Malzieu), Nocturna (Guillermo del Toro & Chuck Hogan) ni ¡Chúpate esa! (Christopher Moore), decepcionantes se miren por donde se miren.

Entre ambos grupos quedarían historias que me han entretenido lo justo:

13 balas (David Wellington)
99 ataúdes (David Wellington)
Una novelita lumpen (Roberto Bolaño)
La humillación (Philip Roth)
De música ligera (Aixa de la Cruz)
Flavia de los extraños talentos (Alan Bradley)
Un hombre en la oscuridad (Paul Auster)
Chamán (Noah Gordon)
Tres vidas de santos (Eduardo Mendoza)
Star Wars: Las tropas de la muerte (Joe Schreiber)

b.s.o. GREEN DAY “Boulevard of broken dreams”


CINE DE INVIERNO (2ª parte)

27 marzo 2010

Vale, es cierto que el invierno ha quedado atrás hace ya unos días, pero aun así no puedo privarme de revisar lo visto en salas de cine o en casa durante los últimos meses. No he visionado en las semanas recientes ningún título que me entusiasme especialmente, aunque sí que hay unas cuantas películas que tienen el atractivo suficiente como para que se les eche un vistazo.

Invictus no está a la altura de otros films recientes de Clint Eastwood (Gran Torino, sin ir más lejos), pero sí que ofrece un producto digno y sólido que loa de manera digna la figura de Nelson Mandela, aunque se eche en falta algo más de contenido.

The road (La carretera) venía avalada por buenas críticas, y aunque contiene puntos interesantes y logra entretener dignamente, al final me defraudó un poco, por excesivamente parsimoniosa y algún defectillo más.

Millennium 3 ofrece más de lo mismo que la segunda parte, quedando sensiblemente por debajo de la primera entrega, que fue a la postre la más interesante. Para pasar un rato largo entretenido, pero poco más.

Precious prometía ser un bombazo, pero en mi opinión no pasa del aprobado justito. Una vez que conoces de qué trata el argumento, la ilustración de la terrible historia de esta chica queda algo floja, buceando por momentos en los mares del drama facilón y manipulador.

Daybreakers podía haber sido una película de culto entre los aficionados a la ciencia ficción, pero toda su segunda parte transita sin rubor por el camino de la mediocridad y las soluciones de película de serie B.

El libro de Eli es un cruce entre The road y Blade, donde Denzel Washington vuelve a hacer su papel habitual y la narración acaba resultando cansina e irritante, con la introducción de la vertiente religiosa en una película postapocalíptica.

Entre la basura que he visto estos meses hallamos un engañabobos como La cuarta fase, el pastelón sosainas de Historias de San Valentín, el sacaperras descarado que es Arthur y la venganza de Maltazard, así como el dramón pesado y con dos actores poco apropiados titulado Medidas extraordinarias.

En la comodidad de mi casa he visto, además, Déjame entrar, cinta de terror sueca que mezcla los vampiros con el cine de arte y ensayo, y que supone una interesante vuelta de tuerca al romance baboso entre especies de Crepúsculo. Por último, Arrebato (Iván Zulueta), es una historia inclasificable que me ha decepcionado bastante ahora que la he visto por primera vez, pasados treinta años desde su estreno.

b.s.o. THE STONE ROSES “Daybreak”


BODA + BAUTIZO

21 marzo 2010

Qué cosas tiene esto de internet: se pone uno a vivir la vida real unos días, y cuando se descuida resulta que ha pasado más de un mes haciendo cosas útiles en el mundo no virtual, sin poder parar el tiempo suficiente como para dejar constancia de lo sucedido. Pongámonos al día:

Resulta que íbamos a bautizar a Dani un mes antes de casarnos, pero por motivos de salud de algún familiar tuvimos que aplazar la ceremonia eclesiástica. Al final el día 13 de febrero –víspera de San Valentín, pero juramos y perjuramos que no elegimos esa fecha adrede– pasamos por el ayuntamiento de Paiporta para certificar una unión que ya llevaba más de ocho años en perfecto funcionamiento.

Unos pocos –y selectos– familiares dejaron constancia de nuestro enlace matrimonial, y luego nos fuimos de comilona a un buen restaurante de Montserrat, donde pasamos unas cuantas horas en buena compañía (como siempre que nos juntamos unos cuantos de los que formábamos parte de ese grupo, todo sea dicho), tanto humana como culinaria. Salió un día frío y ligeramente lluvioso, pero la verdad es que apenas nos importó.

Transcurrió una semana y el día 21 llegó el turno del bautizo de Dani. Esta vez sí tocaba pasar por la iglesia, qué remedio, y casi repetimos el reducido plantel de invitados (no somos nada amigos de estas ceremonias, ni de hacer que a la gente le toque pasar por caja). Esta vez preparamos un montón de comida en nuestra casa y montamos un banquete que dio pie, de nuevo, a la charla agradable en buena compañía.

La verdad es que, entre preparativos, trámites y demás –compra el anillo, búscate un traje, confirma el restaurante, encarga la tarta y el ramo…– hemos pasado un inicio de febrero bastante atareado, y el último fin de semana nos quedamos en casa, tirados en el sofá viendo series de las buenas (Alias, básicamente), recuperándonos de un par de acontecimientos que no queríamos postergar más.

b.s.o. THE WEDDING PRESENT “Why are you being so reasonable now?”